Buscar
  • Alex

De lo seco & de las cenizas.

Hola de nuevo, espero estes muy bien! Te cuento que en verdad cada vez que te escribo, es porque acabo de vivir lo que estas a punto de leer... bueno, a final esto es para inspirarte y darte esperanza contándote como he aprendido de lo maravillosa que es esta vida.


Seguimos con la segunda serie: Muerte & Resurrección. & como al principio te conté, te escribiré sobre la muerte inspirada en diferentes pasajes de la Biblia...


La semana pasada hablamos sobre ese pasaje famoso de un diálogo entre el dueño de un viñedo y el viñador, y espero me hayas acompañado a entender que la muerte o la poda, en ese caso, es necesaria para dejar ir las raíces venenosas que no dejan crecer el fruto en nuestra vida.


Hoy te contaré de uno de los pasajes que me estremecen cada vez que lo leo, pero ahora en medio de mi proceso me da ánimo y me permite tener esperanza en quién tiene control de todo, aun sin yo verlo actuar... acompáñame a leerlo (TIP: lee con tu nombre cuando te lo indique):


<El Señor puso su mano sobre mi (habla de ti), y fui llevado por el Espíritu hasta un valle que estaba lleno de huesos.


Yo te conduciré (tu nombre) por entre los huesos que cubren ese valle. Esos huesos están desparramados por todas partes y completamente secos.


¿(Tu nombre), podrán esos huesos volver a convertirse en personas vivas?


... Anuncia un mensaje profético a esos huesos y diles: ¡Huesos secos, escuchen la palabra del Señor! ¡Atención! Pondré aliento dentro de ustedes y haré que vuelvan a vivir!

Les pondré carne y músculos y los recubriré con piel. Pondré aliento en ustedes y revivirán. Entonces sabrán que yo soy el Señor. (Ezequiel 37)>


La verdad se me pone la piel chinita pensarme en ese valle de huesos secos y de la nada ver como van cobrando vida... ya se, es demasiado creepy, pero MEGA PODEROSO!


Esos huesos a los que se refiere este pasaje es todo lo que hoy en tu vida esta muerto, seco, dejó de dar fruto, no tiene más esperanza... llámalo trabajo, ánimo, autoestima, una relación, un proyecto, sueños...

A veces por consecuencias que nosotros provocamos o las circunstancias que nos rodean, todo eso que un día creímos tenía futuro, hoy esta muerto.


Pero en eso Dios es especialista, en interrumpir nuestra más profunda tristeza y permitirnos ver que él tiene la capacidad de dar vida a lo seco.


Imagínate esta escena. Te encuentras en medio de un valle de huesos secos, te sientes agobiado, ansioso, no tienes idea porque de estar en lo más alto de la montaña, hoy estas rodeado de muerte... has sido llevado ahi, no para que tu hagas el arduo trabajo de revivirlos, obviamente no puedes... fuiste llevado a ese valle para observar un milagro!


Y entonces en medio del aire frío que acompaña un gran silencio y mucha incertidumbre, sientes una brisa caliente y con ella un susurro que te dice al oido: Anuncia un mensaje profético a esos huesos y diles: ¡Huesos secos, escuchen la palabra del Señor! ¡Atención! Pondré aliento dentro de ustedes y haré que vuelvan a vivir!

Les pondré carne y músculos y los recubriré con piel. Pondré aliento en ustedes y revivirán. Entonces sabrán que yo soy el Señor.


Lo haces, lo anuncias... & entonces de lo seco y de las cenizas, esos huesos comienzan a moverse, comienzan a tener ligamentos, músculos, carne... comienzan a resucitar... comienza a haber vida en el valle conocido por la muerte que recorría ese lugar...



Cierra tus ojos un momento y en verdad imagínate en ese lugar... visualiza eso que sabes que hoy esta seco, esta muerto, no tiene más esperanza... cierra tus ojos y ve.


Ahora siente esa brisa y ese susurro diciéndote: yo reviviré todo este valle, abre tus ojos, anúncialo y velo!



Te dejo con esta canción que me vuela la cabeza!

Confía, cree & atrévete a ver más allá que con tus ojos naturales!


Con amor, Alex.




Traducción:





126 vistas
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now