Buscar
  • Alex

¿Estoy en un ciclo vicioso?

II.

¡Me encantan los juegos mecánicos! De vez en cuando me organizo con mis amigos para ir a un parque de diversiones y sacar algo de adrenalina. & definitivamente, uno de mis juegos favoritos es la montaña rusa. Me encanta la velocidad y los "up & downs" que me hacen sentir maripositas en el estomago. & cuando acaba solo quiero volver a subir de nuevo. Es algo adictivo.


Esa sensación de una montaña rusa me hace sentido cuando me pongo a pensar en lo que pasa en nuestra alma. Estas formado y listo para lanzarte a una nueva aventura (un trabajo, una relación, un proyecto), impaciente y emocionado por lo qué vendrá.

Te subes al carrito y solo piensas en lo divertido que será el viaje. Y comienzan las maripositas en el estomago... tuc, tuc, tuc... va subiendo el carrito poco a poco hasta el punto más alto... ¡estas muy emocionado! El punto más alto, donde te sientes muy feliz, todo es lindo a tu al rededor y a tu parecer todo se acomoda. No importa nada más que tu felicidad, & tu mundo se concentra en ese trabajo y lo bien que te está yendo; en esa persona con la que estas empezando una nueva ilusión; en ese proyecto al cual le apuestas todo!


Y ahí viene, ahí viene la bajada... sabes lo que se aproxima... ¿o...no? Una bajada en picada, más emociones salen a la luz... Ese mal día donde sabes que te esforzaste en tu trabajo pero no fuiste reconocido o simplemente no fue lo que se esperaba de ti, te sientes decepcionado. Esa relación en donde comienzan a surgir inseguridades, heridas del pasado y miedo que no los permite caminar al futuro, te sientes herido. Ese proyecto en el que inviertes y estas orgulloso, sin embargo, no se da; te sientes agotado.


Pero de alguna forma te sacudes esas emociones y esperas lo mejor para la siguiente subida... ahí vamos! Tuc, tuc, tuc... de nuevo el punto más alto! Te encuentras muy feliz, satisfecho, emocionado y entusiasta.

& de nuevo viene la bajada... otra subida... otra bajada... & ojala fuera como un juego mecánico, solo unos segundos de esas emociones y llegas a la salida y tan tan, acaba el juego. Pero, en la vida real, cuando te encuentras en un CICLO VICIOSO pueden pasar meses, quizás años para darte cuenta siquiera de que estas en uno.


Que agotador resulta esto, ¿no? Un ciclo de "up & downs" de emociones, que muchas veces dependen de ti, otras veces afectadas por la situación que estas viviendo.

Hay varias cosas que yo me di cuenta (claro, hasta que salí del ciclo vicioso donde me encontraba) & quiero compartirlo contigo, por eso te escribo.


1. En un ciclo vicioso no hay paz, ni contigo ni con tu familia/amigos.

Mi mamá solía decirme mucho esto & hasta ahora me hace sentido:

Cuando las cosas vienen de Dios, no tienes que pelear, todo embona.


2. En un ciclo vicioso tendemos a aferrarnos.

AFERRARSE significa agarrar algo fuertemente para que no se caiga o se escape. Otra definición, insistir con tenacidad.

Es el momento en donde por más que quieres ese trabajo, estar con esa persona o emprender ese proyecto, no es para ti. Pero, nuestro corazón no acepta ese resultado. Y solo prefiere seguir viajando en la montaña rusa, no importando si todo se desgasta o se lastima, con tal de estar viajando en esos momentos de felicidad.


3. No te edifican ni edificas.

Puedes identificar ciclos viciosos en tu vida cuando no hay nada más ahí para ti (sabes a lo que me refiero). Ese trabajo que tal vez solo te mantiene cómodo pero sabes que puedes dar más. Esa relación en donde no están sumando ni impulsando nada en la vida del otro, sino restando, agotando y pausando. Ese proyecto que no beneficia ni aporta nada a tu vida, pero te niegas a abandonar pensando en todo el tiempo invertido.


4. Los ciclos tienen su fin.

Todo en esta vida es un proceso. Se vale estar mal, se vale estar triste y frustrado. Aunque pareciera que hasta se vuelve adictivo esto de estar viajando en la montaña rusa y de experimentar mil emociones, no es la última fase de tu ciclo.



Oye, pero ten fe y paciencia en ti mismo, este momento agrio va a pasar. Lo importante aquí es que te des cuenta de que estas en un ciclo vicioso & qué puedes aprender de esto.


Aún hay mil cosas por contarte & muchas de ellas aun estoy probando y venciendo. Sigo llorando y a veces me enojo y vuelvo a llorar más. Pero no es el fin, solo el camino.


Espero estas palabras sean de aliento, esperanza & ánimo para esta semana.

Te deseo mucha fuerza y mucha valentía para este proceso.

& APENAS ESTO COMIENZA.


Nos escribimos el otro martes.

Con amor,

Alex.















32 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo